8.3.13

Ukemi: ¿perder o ganar? - parte II

Hace un tiempo escribi un post dedicado al Ukemi* y hablé de importancia de revestir esta técnica de marcialidad. Bajo mi punto de vista, el Ukemi es una parte esencial del trabajo de Uke. Uke se define como el que recibe la técnica de Tori, que a su vez la ejecuta. Dentro de estas dos definiciones parece que está implícito que el primero "pierde" y el segundo "gana". No estoy de acuerdo con esta idea. És una visión limitante, parcial y muy poco realista de lo que puede ser un combate.


* Ukemi: "el cuerpo que recibe" es una forma de caer en el suelo minimizando el daño físico.


Durante el estudio de las técnicas es interesante que Uke permita a Tori sentir los movimientos que hace para poder reflexionar sobre ellos. En la foto Iván ejecuta una técnica y el Uke aprovecha para sentir el efecto de la técnica en el cuerpo. Foto: Desiderio Ondo.


Estudiamos las técnicas en situaciones controladas, sabemos anticipadamente lo que va a ocurrir. Se conoce el ataque y lo que se va a desarrollar sobre él. Bloquear el movimiento de Tori en este contexto es obviamente lo más fácil que se puede hacer y bajo mi perspectiva lo menos interesante. Un buen Uke debe exigirse la mejor reacción y un trabajo honesto para que Tori pueda aprender dentro de la situación propuesta. Es mucho más interesante trabajar con alguien capaz de guiarte en tus fallos, que con una persona que ignora todo el peligro de un combate real y se concentra en bloquear lo que sabe que va a ocurrir.

El Ukemi
Uke puede usar el Ukemi para neutralizar la intención de Tori, para inutilizar su técnica. Conviene hacerlo de forma suave, sin dar indicación de la dirección que va a tomar. Es muy interesante trasmitir a Tori la sensación de luchar contra una chaqueta vacía. El estudio de las técnicas gana una nueva dimensión, és más continuada y los papeles se pueden invertir. Abajo pongo un ejemplo de ello grabado en clase, aunque el resultado está lejos de ser perfecto.

video
Uke neutraliza la técnica de Tori. El trabajo se detiene para volver a estudiar la técnica, pero puede ser continuada en kaeshi-waza (contra técnica).


Este trabajo no es fácil, pero requiere que ambos participantes estén continuadamente entrenando la sensibilidad, la marcialidad y la atención hasta el final de la técnica. De esta forma, se practica más tiempo en la misma cantidad de horas de entrenamiento. Ayudamos a Tori pero esencialmente se devuelve a Uke un papel verdaderamente activo.

Creo que, de esta forma, nos podemos acercar un poco más a la sensación de peligro real y rompemos el estigma ridículo, que tanto mancha el Aikido, de que el Uke "se deja" hacer cosas.


1 comentario:

Desiderio Ondo dijo...

Cuánta razón tienes, maestro..